domingo, 29 de agosto de 2010

Mario Heler - In memoriam

El domingo 22 de Agosto murió Mario Heler, doctor en Filosofía por la Universidad de Buenos Aires, maestro, amigo, y en ocasiones enemigo íntimo de muchos de nosotros. Estamos muy tristes porque Mario ya no estará aquí para pensarnos, para guiarnos, para cuestionarnos, pero además estamos tristes porque la Universidad ha perdido a un gran profesor.

Dictó la materia Ética durante casi veinte años en la carrera de Filosofía de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y todavía hoy resuenan en las aulas el vigor de su pensamiento y las virtudes de su enseñanza, siempre tan vitales como su experiencia. Fue uno de los pocos defensores del pluralismo académico en los años 90, momentos en los que la hegemonía analítica en la carrera de Filosofía fue casi total, y supo generosamente iniciar y acompañar desde su lugar proyectos y carreras de cientos de estudiantes y graduados, enfrentándose a esos poderes que sólo alzan las voces del consenso cuando se trata de defender sus intereses. La última década lo encontró desarrollando una línea de trabajo desatendida por la carrera de Filosofía, pero que él contribuyó decisivamente a potenciar en nuestro país: la filosofía social, con una activa participación en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Dictó además Seminarios de Doctorado y cursos en todo el país, y fue hasta hoy Profesor a cargo de una cátedra de Introducción al Pensamiento Científico del CBC. Publicó numerosos artículos y libros, entre los que se encuentran: Individuos. Persistencia de una idea moderna, Ciencia Incierta. La producción social de conocimiento, Jürgen Habermas. Modernidad, racionalidad y universalidad, y el reciente Lógicas de las necesidades.

Estas breves líneas no hacen justicia a quien fuera para nosotros una de las personas más importante de la filosofía argentina de los últimos años, pero al menos nos permiten compartir con otros compañeros nuestro pesar por esta pérdida irreparable.

2 comentarios:

Alejandro Bresler dijo...

Gracias, muchachos, por el recuerdo. Un abrazo.

Javier dijo...

Es por lo menos sospechoso que con todo el quilombo que hay en junta, hace tiempo que no suban nada a este blog. ¿Qué está pasando?